Raphael en Rusia
Raphael recibe el nuevo milenio con doscientos conciertos por toda España

Las Palmas de Gran Canaria
LA ESTRELLA/EFE

El artista Raphael recibirá el nuevo milenio con una gira que, bajo el lema 'Conciertos del 2000', le conducirá por toda España, con cerca de doscientas actuaciones que le mantendrán hasta mayo en el escenario, un lugar que le "encanta" y que -asegura- no piensa abandonar hasta morir.

"Yo moriré en el escenario, me sentiré mal en el escenario y me moriré en el camerino", afirmó el cantante, que presentó ayer sus 'Conciertos del 2000' en Las Palmas de Gran Canaria, donde abrirá el próximo jueves esta "gira tremendísima en la que, día a día, hasta mayo del 2000", recorrerá "solamente España".

"Ha sido mi deseo pasar esta barrera del sonido del siglo en mi casa y me quedo en España", declaró el artista, que anunció que hará un recorrido por todo su repertorio, desde éxitos hasta canciones olvidadas y nuevas.

"Voy a cantar hasta canciones que ya tenía medio dormidas y que la gente tiene que conocerlas, como 'Será Mejor', 'Te quiero mucho' o 'Despertar al amor', canciones que la gente, cuando las oiga, les sonará que son nuevas y que no son nuevas, porque ya las he cantado, aunque en disco y no en persona", explicó.

"Las voy a estrenar, aparte de las mías, claro, porque -recalcó-, si yo no canto 'Desde aquel día' o algo así pues me matan, y yo no estoy dispuesto a morir todavía".

A ellas se añadirán temas totalmente nuevos, algunos de los cuales saldrán a la venta en un nuevo disco aún sin fecha de lanzamiento, o versiones innovadoras.

Recopilación de boleros

Como ejemplo, citó "una cosa de boleros, porque tengo grabado un disco de boleros y, entonces, he hecho una recopilación de ellos y me ha quedado muy bien".

Se considera singular porque "siempre he ido a mi aire" y "quizás ése sea el secreto de que yo no esté pasado de moda: que yo no represento ninguna moda. Yo soy yo; bien o mal, pero soy yo", insistió

"Jamás me he dejado atar por las costumbres, las cosas que se llevan, sino que he ido a mi aire, y quizás ése sea el secreto de que yo no esté pasado de moda: que yo no represento ninguna moda. Yo soy yo; bien o mal, pero soy yo", insistió.

Raphael recalcó además que su nueva gira se presentará en teatros porque "el teatro es lo mío, a mí me gusta el teatro y, en vez de estar en Madrid un día, prefiero estar nueve semanas pero en un teatro; las galas son otra cosa".

Cada estreno es un reto
La amplitud de la gira no restará calidad a sus actuaciones, porque -afirma- "cada día es un estreno para mí, cada día salir al escenario es un reto, es una nueva aventura, y sí el público está agusto conmigo y yo estoy agusto, me tienen que echar".

Ese afán responde a una concepción de la vida como una constante actividad, porque "a mí no me gusta estar sin hacer nada".

"Enseguida que termino una cosa ya estoy haciendo la siguiente y estreno. A mí, eso del descanso no me gusta; me gusta mucho el escenario, me encanta, y pienso que ésta es la base de mi éxito", explicó, aunque dijo que, en materia de discos, tras haber editado 76, "yo mismo me prohíbo grabar, por lo menos, hasta cada dos años", y no tiene previsto nada nuevo, al menos, hasta el próximo febrero.

No ocurrirá así con sus actuaciones, que proseguirá fuera del país cuando culmine sus 'Conciertos del 2000' porque -reiteró- "yo soy carne de escena, mi vida está muy ubicada en este terreno, yo soy un hombre que nació artista y morirá artista".


Copyright © 1999-2008 Raphael Worldwide Site